SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 21 Jun, 2024

En Colombia terminamos legitimando a los bandidos

En la televisión colombiana se estrenará la serie J.J. que hace apología a la delincuencia. Es lo que viene ocurriendo últimamente y que siembra más violencia en la sociedad.

Los niños son los más perjudicados con la sucesión de programas, películas y telenovelas donde se pondera a los bandidos. La doble moral: se exalta a los violentos pero se cuestiona a quienes, como en el caso de los combatientes de las Farc, deciden desmovilizarse.”

Por Fernando Alexis Jiménez (*)
Hace pocos días un niño de apenas siete años salió en búsqueda de la pacora de su padre, un cortero de caña, para enfrentarse a sus compañeros que lo sacaron de un juego de fútbol en la cuadra por cometer una infracción. Los hechos ocurrieron en el barrio Las Orquídeas, del Distrito de Aguablanca. Pero igual, pudo ocurrir en cualquier lugar de Cali o de Colombia.

Es natural. Eso lo aprendió el chico a través del lenguaje violento y de los argumentos vengativos que contienen las películas, los documentales y las novelas que difunde la programación diaria de televisión. Ya suficiente tenemos con los noticieros para sumar otro ingrediente: los seriados que tienen tanta audiencia.

No en vano las series más vistas en el país en los últimos cinco años fueron en su orden: “Escobar, el patrón del mal”, “El cartel”, “Sin tetas no hay paraíso” y su continuación: “Sin tetas sí hay paraíso”, “En la boca del lobo” y por último, “Lady, la vendedora de rosas”.

Todas estas telenovelas han hecho apología al delito, a la validez de la violencia, del sicariato y de las pandillas por encima del diálogo. Comprensible, entonces, que un muchacho del oriente caleño haya creído que a través de un machete se dirimen las diferencias.

La doble moral frente a la violencia

En Colombia se exalta a los bandidos, pero se critican procesos como el que concluye con la desmovilización de los guerrilleros de las Farc y el que inicia con la insurgencia del ELN.

No obstante, se convierten en héroes hombres como Pablo Escobar, que sembró de drogas nuestro país y de paso, se enriqueció a costa de las narices insaciables de los gringos que no se podían resistir al perico que les enviaba.

Nos escandaliza un combatiente que deja su fusil,  pero nos parece normal que las jovencitas privilegien tener siliconas en las puchecas y en las pompas como única vía para ser valoradas por los hombres.

Se relieva que Zuluaga haya sido eximido por la Fiscalía General de la Nación en el caso del hacker Andrés Sepúlveda, pero nos rasgamos las vestiduras porque alguien—desesperado—decide orinarse junto a un árbol.

Ahora viene J.J.

Como si ponderar a tanto delincuente fuera poco, ahora viene la historia de J.J., como se identificaba a John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye. Un bandido de baja calaña que se enorgullece de haber sido el escudero de Pablo Escobar.

Su entrega a la justicia colombiana se produjo en 1992 y él considera que fue uno de los grandes avances que pudo dar el conjunto de bandoleros, aun cuando tras las rejas seguía exaltando a su “patrón” como el único hombre en la historia de Colombia que arrinconó a las autoridades y a la sociedad.

Comprendo finalmente que de algo hay que vivir, y más quienes se dedican a escribir. Sin embargo, considero lamentable que haya intelectuales que se presten para escribir guiones que hacen apología a la delincuencia y están contaminando las mentes de las nuevas generaciones.

No podría despedirme sin antes agradecerle a quienes me escribieron toda suerte de denuestos por decir que la izquierda colombiana, en la que milito, se encuentra más dividida que el azogue. Sólo puedo decirles aquello que leí en el Quijote de la Mancha: “Ladran, Sancho, luego cabalgamos…”. También, por supuesto, gracias a quienes reconocieron que estamos viviendo un momento crítico, que se debe corregir.

About Author

Sugov

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias