SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 23 May, 2024

Es hora de acabar con la ola de violencia en Colombia

En un momento crítico en el que los colombianos no se sorprenden con masacres y la muerte de líderes sociales, anuncio del gobierno nacional resulta alentador.
Tuluá
En un momento crítico en el que los colombianos no se sorprenden con masacres y la muerte de líderes sociales, anuncio del gobierno nacional resulta alentador.

Fernando Alexis Jiménez | Periodista independiente y dirigente sindical


Las páginas de la novela “Cóndores no entierran todos los días”, escrita y publicada por Gustavo Álvarez Gardeazabal en 1971, recrea un largo período de violencia en Tuluá y sus alrededores, donde las masacres dejaron de ser un hecho inesperado para convertirse en el pan de cada día.

Invariablemente las víctimas aparecían con un tiro en la nuca y fueron apilándose en el anfiteatro municipal, para –horas después–, reposar bajo la interminable fila de fosas comunes en los cementerios, identificadas con cruces que brotaran de la tierra para recordarles que ser liberal era un delito en tierra de los conservadores.

Relatos como ese toman fuerza en un momento aciago para Colombia en el que crecen nuevamente los homicidios grupales—el más reciente en el municipio vallecaucano de Toro– y se suman a los crímenes imparables de líderes sociales.

Tras el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, cuando se desató en el país una ola de muertes sin precedente histórico, al vendedor de quesos de la principal plaza de mercado de Tuluá, León María Lozano, se le atribuyó la orden de acabar con cientos de liberales.

León María Lozano, incluso en las esferas del alto gobierno nacional.

Al menos, había un responsable, aunque él comulgaba diariamente en la misa de la iglesia de los salesianos y se reunía en las tardes con Celín y Atehortúa, dos matarifes malencarados que, además de ser sus guardaespaldas, instrumentalizaban las órdenes de matar a los contrarios políticos.

Hoy día el asunto es a otro precio. Los factores desencadenantes de violencia son múltiples. Desde narcotráfico, pasando por las disidencias de la insurgencia, hasta la bien aceitada maquinaria que no se detiene en su propósito de acabar con líderes sindicales, estudiantiles, indígenas, campesinos y de todas las expresiones organizativas.

En esa dirección, recibimos con expectativa y esperanza el anuncio del presidente Petro en Samaniego, Nariño, de que una nueva meta de su gobierno, es acabar con estos asesinatos indiscriminados. ¡Dios lo escuche y se acaben pronto los ríos de sangre!

León María Lozano, el Cóndor, el padre de los “pájaros”


Descargue la última edición (Nro.17) del Periódico SUGOV


 

About Author

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez - Ejerce el periodismo desde hace más de 40 años. Ha trabajado para radio y prensa. En esta última etapa escribe para medios digitales. Cursó una licenciatura en ciencias religiosas en la fundación universitaria Bautista. Tiene columnas permanentes en portales internacionales como KaosEnLaRed, AméricaXXI, Alainet, Rebelión y Prensa Bolivariana, entre otras. Se identifica como un seguidor de la teología de la liberación promovida por Leonardo Boff, Gustavo Gutiérrez, Elder Cámara y Frey Beto. Actualmente es dirigente sindical del SUGOV.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias