SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 23 May, 2024

Por fin se acaba la fiesta del dolor

El maltrato y sacrificio de animales en las plazas donde se realizaban las corridas, se había convertido en una demostración de barbarie.
Crónicas de Macondo Toreo
El maltrato y sacrificio de animales en las plazas donde se realizaban las corridas, se había convertido en una demostración de barbarie.

Fernando Alexis Jiménez | Periodista independiente y dirigente sugoviano


El recuerdo más cercano de la fiesta taurina en mi pueblo, Vijes, que se circunscribía a las enormes estructuras de tabla y guadua que se armaban en la periferia y tres o cuatro émulos del mexicano, Silvero Pérez, es de comienzos de los ochenta, es decir, del siglo pasado.

Ese día se dieron cita en la improvisada plaza: el alcalde, la crema y nata del municipio y cuanto parroquiano tenía para pagar la entrada. El sol del atardecer era prometedor, un sábado del mes de julio. Todos esperaban ver en el ruedo a Paquito Polanco, Joselín Ortega y al “Coyote loco” que, según los carteles pegados por todas partes, era el más arriesgado de todos los toreros.

Unos especulaban acerca de quién sería merecedor de salir en hombros por la puerta grande y otros se reían diciendo que “a estas tierras no llega nadie que corte rabo y oreja”.

Las expectativas se diluyeron cuando alguien avisó que, al bajar del camión a los toros, lograron escapar hacia la loma, y la atención se enfocó en seguir la aventura de unos cuantos, por traer de nuevo a los bovinos, que los esquivaban con pericia en la montaña.

El calor se tornó insoportable, la gente sudaba petróleo y caía la noche cuando lograron arriar a los “peligrosos animales” que más que violentos, parecían amigos de la concurrencia porque movían la cola con cierto grado de festividad, como cuando la mascota nos recibe en casa.

Ese día no hubo sangre en la arena, sino decenas de personas pidiendo que les devolvieran la plata y un empresario que se fue temprano, en uno de los buses que llevaban a la ciudad. No respondió por ese fiasco.

Así las cosas, lo mejor que nos puede ocurrir es la eliminación de las corridas de toros, una demostración de barbarie de la que solo gozaban los más pudientes, ajenos al dolor de los animales. No sabemos si esos espectadores satisfacían su curiosidad y morbo, con el dolor de los astados o con el riesgo de los toreros que podían desangrarse ensartados por un cuerno.

En hora buena una noticia que resulta alentadora en medio de los escándalos promovidos en Colombia por quienes desean derrocar al gobierno.



Lea la última Nro. 19 del Periódico SUGOV haciendo Clic Aquí


 

About Author

Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez - Ejerce el periodismo desde hace más de 40 años. Ha trabajado para radio y prensa. En esta última etapa escribe para medios digitales. Cursó una licenciatura en ciencias religiosas en la fundación universitaria Bautista. Tiene columnas permanentes en portales internacionales como KaosEnLaRed, AméricaXXI, Alainet, Rebelión y Prensa Bolivariana, entre otras. Se identifica como un seguidor de la teología de la liberación promovida por Leonardo Boff, Gustavo Gutiérrez, Elder Cámara y Frey Beto. Actualmente es dirigente sindical del SUGOV.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias